Somos Noticia COL

¡Volvió la pesadilla! Denuncian apagones de hasta 4 horas en el Zulia

¡Volvió la pesadilla! Denuncian apagones de hasta 4 horas en el Zulia

¡Volvió la pesadilla! Denuncian apagones de hasta 4 horas en el Zulia
Marzo 18
19:55 2017

Los usuarios del servicio eléctrico en el municipio San Francisco reportaron que los cortes pasaron de dos horas a cuatro. En El Manzanillo hay barriadas donde el racionamiento no programado se intensifica. Y en Maracaibo tras la salida y retorno de la electricidad, las conexiones de alta tensión sueltan zumbidos que alarman a los habitantes.

Semana de oscuridad. Las calles de la comunidad Corazón de Jesús de Nazareth, parroquia Francisco Ochoa, delimitadas en circuitos, se distribuyen los cortes. Mientras unos reciben bajas otros suscriptores sufren el aumento de horas de suspensión. Xiomara Hernández, de 58 años, aseguró que desde el lunes temen daños en los equipos electrodomésticos.

“La luz se nos va y no tiene hora. Se nos va a las 12.00 de la noche y llega al otro día. Y luego se nos va a las 2.00 de la tarde y llega a las 6.00 de la tarde. Anteanoche (miércoles) se fue a las 9.30 de la noche. Está pasando en días seguidos. Tenemos tres noches con mal servicio”.

En el extremo de la barriada, María Antonio Cáceres, de 61 años, tiene cortes desde las 2.00 de la tarde. La última salida de la electricidad “fue un bajón. Se fue y vino como a las 4.00 de la tarde”, recordó, reconociendo que en “importante” que las familias paguen el servicio. “Todos deberían de pagar”.

Sin cronograma

Corpoelec aún evita publicar un cronograma de racionamiento. A través de Twitter anuncia sectores que salen del SEN por mantenimiento. Ayer informó que el circuito Costa Verde tiene suspensión del servicio este sábado “debido a trabajos” en el horario de 8.00 de la mañana hasta las 12.00 del mediodía.

En Maracaibo, los suscriptores de los apartamentos de Raúl Leoni II acusaron que están entre apagones, cortes y bajas de electricidad. Las interrupciones se reportan en la noche cuando las familias descansan. Pascual Romero, de 37 años, dijo que “no deberían haber cortes porque deja de vender hielo y helados, un trabajo (temporal)” tras estar desempleado. “La empresa donde trabajaba cerró”.

Guanpi Castaño, de 41 años, lamentó la incertidumbre en la prestación del servicio. “Se nos va un día y luego son bajones. Y la empresa no avisa. Para pagar ni los recibos envía. Dicen que hay que buscar en Internet, pero si no hay luz cómo hacemos. Hay que ir a una taquilla. Todo está decaído. Pero también deberíamos pagar todos los meses”.

Hacia Monte Bello, Elba Rincón de 61 años, le preocupan los zumbidos de los cables de tensión que distribuyen energía a las viviendas. “Pareciera que los cables hablan”. Temió que sea alerta de que fallaran en cualquier momento tras caer una lluvia.

En la parroquia Coquivacoa la salida de la energía es nocturna. Dos horas de suspensión no programada deja a oscuras las calles. El jueves comenzó a las 8.30 de la noche y regresó a las 10.30, recordó Rincón. La consecuencia está a la vista “tengo un televisor viejo que quedó con la imagen opaca”.

Compartir

Noticias Relacionadas